viernes, noviembre 30, 2007

¡Ratzo contrataca!

El Papa Ratzinger Z ha entregado hoy su nueva encíclica, un documento escrito por y para el consumo interno de la iglesia, que en nuestro lenguaje equivale a "mal fundamentados desvaríos de una mente delirante" donde habla explícitamente de ateísmo, y del peligro que este representa para la humanidad, pues ha sido el "responsable de las peores formas de crueldad y violaciones de la justicia" en la historia. En esta, su segunda encíclica conmina a los cristianos a depositar su fe en un mejor futuro en dios, no en la tecnología, bienes o ideologías políticas.

De acuerdo a su texto, y respondiendo a algunos argumentos esgrimidos por ateos prominentes (y no tanto) que un mundo con tanta justicia social entra en franca contradicción con la existencia de un dios todo amor, un dios con responsabilidad por tal tipo de mundo no puede ser un dios, mucho menos un dios bueno. La historia ha probado como equivocada la noción de una sociedad divorciada de dios por este tipo de problemas, y no es por casualidad que estas ideas donde se erradica a dios han conducido a las peores injusticias y crueldades en contra de la raza humana. Pero, siempre de acuerdo a Ratzinger Z, este concepto de dios es falso intrinsecamente.

Continúa diciendo que el marxismo ha dejado una estela de destrucción porque fallo al darse cuenta que el hombre no puede ser solamente el "producto de las condiciones económicas".

Para concluir, el papa agrega perentoriamente: "digámoslo de la manera más sencilla: el hombre necesita a dios, de otra manera perderá la esperanza".

Estoy de acuerdo. Siempre y cuando la necesidad surja de una psicología infantil, manipulativa, carente de responsabilidades y pletórica de superstición.

Una de las razones que pretende incluir para escupir sus desvaríos, es la cuestión del marxismo. De acuerdo a este escrito, "Marx era un ateo, ergo, el ateísmo equivale a marxismo".

Pero si somos justos, y utilizamos ese tipo de argumentos, entonces podemos calificar gratuitamente todo lo que se nos de la gana midiéndolo con esa vara. De tal suerte que podemos poner el ejemplo de Hitler, el cual era vegetariano, y muy mal pintor (además de cristiano) entonces, y siguiendo la linea de "razonamiento" de ratzo, evidentemente estas prácticas llevan invariablemente al nazismo y a las creencias sobre la supremacía de la raza blanca. Por supuesto, esto no tiene ningún fundamento. Cualquier persona puede calificar este argumento de falaz, y de retrógrado, pero, entonces ¿por qué este mismo argumento, aplicado al ateísmo le resulta válido a mucha gente?

Curiosamente Ratzo evita escupulosamente hablar del nazismo, y considerando que el muy hijo de su tal por cual perteneció a la juventud hitleriana, no es de extrañarse que evite este tema, especialmente cuando es muy utilizado por los negadores de la evolución. Ya saben, que el darwinismo motivó el holocausto dado que Hitler se había inspirado en él para su "criba racial" Sin duda muchos de los defensores del pontífice tienen argumentos sin fin para extirpar esa terrible idea, que su pertenencia a ese grupo paramilitar era forzada, y por tanto no necesariamente reflejaría una adhesión a esa filosofía. Pero si es así, entonces ¿pot qué no hablar también de ello, así como lanza necedades tan alegremente y sin un ápice de verguenza como lo hace con otras tantas filosofías como la referencia al marxismo? Porque a fin de cuentas la gran mayoría de los creyentes son ignorantes de su siniestra afiliación al nazismo tardío. Me ha tocado ver las caras de muchas personas cuando les lanzo a quemarropa esta pequeña información. La gran mayoría cierra los ojos y deciden no creerlo. Haga Ud. la prueba.

Por supuesto, hablar de ideologías contradictorias a su filosofía preferida de esa forma tan difamatoria, cuando comenta sobre las "grandes formas de crueldad e injusticia cometidas por el marxismo/ateísmo" me resulta hipócrita hasta el hartazgo, dada la sangrienta historia que retrata a su propia iglesia. No vayamos tan lejos... hemos visto como el Bati-Cano es responsable del ocultamiento del más grande y horrorífico escándalo de pedofilia en la historia antigua y moderna, cuando las denuncias (las que se hacen) sobrepasan las decenas de miles ¡por año! y de esta manera y sin un razgo de culpa o ironía pretende blandir el bastión de justicia y verdad alentándo al pueblo a no cejar en su fe y confiar en dios para un mejor futuro... ¡repámpanos Bat-Man! ¡Eso hiede hasta el peloponeso!

Lo siento, desestimado señor, sin importar qué tan caros sean los anillos que use, o si se ahoga al nadar en una piscina dado el kilataje portado por los dedos que su augusta y humilde persona ostenta, no me trago para nada lo que diga, o lo que pretenda hacer pasar por cierto dentro de su íntimo circulo cultista. La gran realidad es que es usted una de las personas menos autorizadas moralmente para venir y tratar de hablar sobre los peligros de un estado filosófico que representan un peligro, si, pero para su particular fantasía delirante.

El grito que lanza al final, es lo más cómico. El hombre necesita creer en dios, de otra manera perderá la esperanza. Lo siento anciano, pero ese cuento no cuela por aquí.

4 Comentarios:

A la/s 2:00 p. m., Blogger Antonio dijo...

Yo veo una gran ventaja en Ratzinger: que no tiene carisma. El papa anterior era amado por mucha gente y, por lo tanto, sus palabras eran aceptadas sin cuestionar. Puede parecer absurdo, pero así ocurre. Ratzi, por su parte, no está en términos de personalidad, dotado a una medida de comparación con el difunto Karol, y eso mismo hace que algunos católicos lo cuestionen y volteen a ver sus argumentos antes de acatarlos.

Por otro lado, me parece que es demasiado inteligente como para creerse sus propias palabras.

Un Abrazo.

 
A la/s 5:13 p. m., Blogger Mytho dijo...

¡Por supuesto que es demasiado inteligente! Diría que tiene una sucursal del arbol del conocimiento en sus cámaras privadas. El señor no es un recien llegado al terreno de la política, sus comentarios sobre los musulmanes son aquellos donde se puede alzar la bandera roja de alerta, lo comenté en un post anterior.

El otro papa, Karol, manejaba mejor sus relacions públicas. Por eso era más querido, pero de eso a que se interesara real y honestamente por nosotros, hay una cierta diferencia que no puedo dejar de ver, especialmente en un tiempo en el cual se estaban dadndo con más frecuencia las deserciomes de la ICAR.

Gracias por la visita :)

 
A la/s 12:12 p. m., Blogger Gerardo dijo...

Una estupenda respuesta. Estoy tan de acuerdo que no comento ni añado más que mi adhesión.

Saludos

 
A la/s 3:51 p. m., Blogger Pereque dijo...

Esta caricatura dice todo sobre los horrores del ateísmo.

¡Saludos!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Powered by WebRing.