martes, mayo 23, 2006

Algo sobre el poder de la mente

El gran poder de la mente, esa porción inexplorada del cerebro humano, que alberga los poderes ocultos más increíbles que la naturaleza humana pueda poseer (sin adherirnos al sentido antrópico, no se ha sabido aun de perros telequinéticos o de loros telépatas). Gracias al misterioso poder de la mente, podremos (mediante una módica cantidad entregada al misteriopata de turno) aprender a mover objetos a distancia, leer la mente de los que nos rodean, adivinar el futuro o recordar un pasado en otra vida, e incluso, si, curar enfermedades terminales de esas que la fastidiosa medicina convencional dice que no podremos aliviar).

Al menos, eso es lo que dicen los charlatanes de turno.

Alguna persona me comentaba en algún momento, que la combustión espontánea Si existía, si era real, era un fenómeno estudiado científicamente y avalado por años de investigación. Dentro de la discusión, me refirió la anécdota de algunos lamas tibetanos, que practican alguna especie de ritual en los que, desnudos, aposentan sus traseros sobre la nieve, con el fin de, mediante el poder de la meditación, soportar las inclemencias del tiempo. Era tanto el calor que generaban, según mi interlocutora, que cada 10 minutos tenían que rociar con agua la única sábana que usaban para cubrirse para mitigar el increíble calor que generaban sus cuerpos. Y, si estos señores, por medio del poder de la meditación podían realizar estas hazañas, ¿por qué no podría un ser no entrenado, como su vecino, o el tendero, generar inadvertidamente esta misma energía, pero mal controlada que podría a fin de cuentas incinerar el cuerpo de la víctima?

Por supuesto, la fuente de esta información procede de libros escritos precisamente para reafirmar esta clase de creencias, o para malinformar al ingenuo que piensa que porque algo aparece publicado es verídico. Y es que temas como "el misterio de la llama violeta", meditación con tu amigo Saint Germain y un innumerable etcétera adolecen de una tremenda ignorancia o credulidad al aportar a la persona que busca respuestas o solamente misterios para entretener un morbo por lo ignoto gozan de una inmerecida popularidad avalada por los charlatanes y los medios en que medran estos personajes. De nada sirvió que le explicara a mi interlocutora que una persona que genera la clase de temperatura necesaria para derretir la nieve a su alrededor, y que además necesitan que les rocíen de agua cada 10 minutos, es muy probable que muera al poco tiempo. El cuerpo humano no está adaptado para soportar esa clase de temperatura, lo cual hace muy dudosas la credibilidad que podría tener ese tema. Pero, como va rodeado del aura mística de la meditación, entonces… todo es posible. ¿o no es así?

Lo mismo sucede con los que defienden a capa y espada la tesis de la telequinesis. La premisa fundamental de esta ficción es que la mente puede generar la energía suficiente para elevar un objeto por los aires, moverlo de sitio o teletransportarlo a un sitio cualquiera, sin asistencia mecánica, sea esta muscular o por medio de cables (que me consta es como hacen los charlatanes de turno para convencer de sus poderes sobrenaturales).

Y la defensa que presentan para apoyar esta idea, es que el ser humano no utiliza la mayor parte del cerebro, dejando la tarea cognitiva o motriz a un miserable 6 a 10% de la masa cefálica.

Eso es absurdo por supuesto. La misma evolución habría dispuesto la paulatina desaparición de esa porción sin utilizar del cerebro. La idea proviene probablemente de una mala interpretación a una cita de Einstein, en la que apunta (acertadamente, me parece) que el ser humano demuestra en ocasiones una estupidez tan colosal, que pareciese que solo utiliza una porción mínima de su cerebro, aunque no estoy seguro, pues hay una gran probabilidad de que también haya visto su génesis en William James, que escribió a principios del siglo pasado "Solo aprovechamos una pequeña parte de nuestros recursos mentales y físicos" Como quiera que sea, esa idea ha demostrado una y otra vez que se sustenta en una falacia absoluta. A pesar de la alta redundancia de nuestros cerebros, un daño a veces pequeño en el cerebro humano puede tener devastadores efectos sobre las funciones motrices o sobre el comportamiento.

Por otro lado, algunos defensores de la telequinesis afirman que la utilización del 10% de nuestro cerebro no especifica un área definida, sino que solo una de cada 10 neuronas trabaja mientras las otras están de paseito por la calle del ocio. No obstante, esto es también una mentira colosal. En primer lugar, ¿como llegan a esa conclusión? No me imagino, a decir verdad, a un mercachifle de lo incógnito haciendo un complejo mapeo cerebral para definir como es que funciona el cerebro humano, como para salir con esa clase de chorrada. Y si pudiera hacerlo, entonces mal haría en perder su tiempo tratando de vender telequinesis a domicilio cuando podría estar ganando millonadas en las salas de operación. ¿Que lo dicen los libros de telequinesis? Entonces cabe nuevamente realizar la misma pregunta. ¿Por qué gastó tiempo en escribir un libro de esa calaña el autor cuando podría ganarse el dinero de manera infinitamente más honesta, como neurocirujano preparando meticulosos mapeos cerebrales a sus pacientes para una compleja operación de remoción de tejido nervioso durante una cirugía para tratar una epilepsia, y así evitar dañar áreas importantes (que si la tesis del 10% fuera cierta, no sería tan necesario)

Comentaba sobre la misma evolución. Existe una clara ventaja evolutiva al tener cerebros mas grandes, en relación con el tamaño del cuerpo. Un elefante tiene un cerebro más grande que el de un humano, pero la relación de su cerebro con su masa corporal es mucho menor que la nuestra. La falta de uso de un área importante del cerebro, no habría propiciado una ventaja evidente en la evolución de nuestra especie con respecto al tamaño de la masa cerebral, y esta iría en descenso. Por otro lado, durante el desarrollo se forman muchas sinapsis nuevas, actividad que no tendría sentido si no fuesen a estar en uso eventualmente.

Pero, si nos vamos por otro lado, suponiendo que realmente la mente pudiera generar alguna especie de energía (manifestación que los charlatanes jamás han podido medir, mucho menos cuantificar, pero aun así se sienten con la autoridad suficiente para especular sobre ello) mística, suficiente para poder mover objetos a distancia, surge un pequeño nuevo problema: el de la conservación de la energía.

Un objeto con una masa definida, con un peso determinado de acuerdo a su densidad y su masa, requiere de una cantidad definida de energía para poder moverse, la cual se centuplicaría en el caso de la levitación. La mente humana, simplemente no está adaptada para el manejo de las energías involucradas para generar el trabajo suficiente para poder mover ese objeto. Se requieren de tremendas cantidades de energía para poder mover una partícula, y eso solo una partícula. Para poder mover un auto la cantidad de energía requerida se multiplicaría exponencialmente. Un cerebro humano, que tuviese que lidiar con semejantes cantidades de energía sufriría un colapso que le dejaría incapacitado incluso para ocupar un espacio. En pocas palabras, se destruiría. Y con esto no me refiero a que sufriría una especie de combustión espontánea, pues estoy seguro que ahí estaría dando material para que los creyentes en esa tontería tuvieran mas armas para defender esa tesis absurda. Simplemente colapsaría y dejaría de funcionar. Y eso también se aplicaría para la telepatía. Una masa orgánica simplemente no puede funcionar como receptor de señales externas mas que las procesadas e interpretadas por nuestros sentidos.

Y ahí hay un gran problema para los defensores de la telequinesis.

Aunque pensándolo bien, quizás estas personas tengan la razón, y efectivamente solo se utilice el 10% de el cerebro humano.

Pero, eso parece ser que sucede únicamente en los casos donde se requiere solo de concurso de una fracción del cerebro, apenas el suficiente talento para sostener una pluma o teclear en un ordenador un libro sobre la meditación trascendental, o para proponer la existencia de la telequinesis, o la combustión espontánea. O para defender las teleplastías.

14 Comentarios:

A la/s 9:04 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Que bueno!
Me ha encantado. Siempre he pensado que si no uso el 100% de mi cerebro es porque al jefe aun no se le ha ocurrido que lo use como pisapapeles, porque por lo demas, lo tengo siempre a tope.

Gracias por el articulo

 
A la/s 4:31 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

yo creo que sise puede tenr tele quinesisi QUIEN SA BE SO QUE PUEDE HACER NUESTRO CEREBRO

 
A la/s 12:26 p. m., Blogger Mytho dijo...

Yo tengo un conocimiento empírico de lo que puede hacer el cerebro, en determinados casos, y ante determinadas circunstancias. Y por lo mismo no requiero de un doctorado en neuromedicina, solo tengo que leer algunos comentarios. :)

 
A la/s 6:04 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

la humanidad es un fuente inagotable para creer en cualquier tipo de cosas. Capacidad que aprovechan los políticos, los ministros religiosos, y otros tipos de charlatanes. Mientras tanto no asumimos nuestra verdadera responsabilidad para arreglar las cagadas que nos mandamos.Francamente no se si habrá solucíon a todo esto; pero las necesidades humanas en creer seguirán inalterables.cualquier sistema de creencia no es mas que una herramienta para supervivir.

 
A la/s 5:08 p. m., Blogger gonzalo dijo...

realmente me molesta que se critique el estudio de personas como donald wilson ,Samael Aun Weor entre algunos de los que dedican su vida a el estudio a el poder de la mente que es realmente cierto lo digo por experencia propia pues estos mismos al igual que yo no buscamos gloria barata. tal vez no se ocupe el 10% de nuetra mente sino toda, pero de lo que si estoy seguro es que la mente es mucho mas poderosa
de lo que imaginamos me da la idea que solo escribes este tipo de magnas porquerias solo por incredibilidad y miedo y creo que deberias investigar primero y hacer el intento de lograr adquirir nuevas habilidades a las que cualquier mortal puede acceder antes de escribir tanta basura inconsiente ....

 
A la/s 6:35 p. m., Blogger Mytho dijo...

Muy bien,estimado Gonzalo. Quizás puedas "educarnos" a los incrédulos. No necesitas hacer nada más que demostrar que tales poderes son reales. No se te pide en absoluto nada más que una miserable prueba. Y vamos, que si tienes éxito, te espera el premio de James Randi. ¿Qué esperas para ganarte un millón de dólares?

Una insignificante prueba de que tales poderes existen. Si no la tienes hablas también desde tu propia ignorancia.

 
A la/s 7:37 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Tu ya puedes tener conociemiento de tu experiencia o lo que quieras porqué lo desmotrado dsmotrado está y todos los escépticos que sólo sabéis engañaos a vosotros mismos y a lso de vuestro alreddedor deberían conocerse un poco mejor a sí mismos... por favor q triste.. estoy más que seguro que más opiniones que yo no has leído ami si que no me ace falta ninguna carrerar de nada porqué yo Sí tengo Conociemiento y LO MÁS IMPORTANTE CHAVAL, REALIDAD EMPÍRICA DE VERDAD PERSONAL MÍA

O sea que escépticos.. los tiempos van camiando y poco a poco se os acaba el tiempo, no os penséis que vuestro conformismo tiene que llegara Todo elmundo, aunque a veces no es conformismo si no autoengaño y miedo a creer. ¡Qué gran irrealidad por su parte y que trsite criticar así a la gente!

Mytho y Gonzalo, aprended un poco antes de hablar sobre algo.. .novatos incredulos...

 
A la/s 7:49 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Gonazlo no disculpa me refería al de las creencias... otro triste

Si crees q tus creencias son 4 tonterías entonces estás acabado y quizás sí q para tí toda tu vida sea sólo una supervivencia.


Bien sólo decir que mis creencias me proporcionan muchas cosas buenas y sobretodo mucha "Suerte" y quién no s elo crea que no s elo crea y quien se lo va a creer será gente culta q ya se abrá informado, al fin y al cabo la "suerte" es relativa.

Ala pues, amigos infórmense q cada vez tienen más a ganar, puede que hoy descbran algo muy importante si se informan sobre SU cerebro.

 
A la/s 1:17 p. m., Blogger Mario dijo...

"y LO MÁS IMPORTANTE CHAVAL, REALIDAD EMPÍRICA DE VERDAD PERSONAL MÍA"

Sin ánimo de ofender, estimado creyente de lo supernatural, eso que nos mencionas tiene otro nombre: "esquizofrenia"

Y por supuesto, cuando se encuentran a alguien que se sale del molde, que no sigue aborregadamente ese tipo de creencias y las cuestiona, entonces siempre, siempre se trata de una persona malvada, que ya sea por miedo, o por "ignorancia" critica "sin saber". Parece que todos ustedes adolecen de lo mismo. No entienden ni los razonamientos que se les da, o simplemente se los saltan olímpicamente. Los que tienen miedo, de cuestionarse, de afrontar la posibilidad de estar en el error, son ustedes, estimado anónimo, que ni el valor para identificarse tienen. Se escudan en el anonimato de la red, para escupir sus diatribas.

Vamos vamos. Solo tienes que demostrarlo, y te ganas un millon de dólares. ¿Qué esperas?

 
A la/s 9:42 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

LISTO SI EL PODER DE LA MENTE ES DESACREDITADO POR USTED QUE NO TIENE COMO COMPROBAR COMO PUEDE DESACREDITAR A LA NASA EN SU ESTUDIO DE PILOTEAR AVIONES SIN UTILIZAR LAS ESTREMIDADES SOLO CON EL PENSAMIENTO Y EL MOVIMIENTO DE LOS OJOS

 
A la/s 10:06 p. m., Blogger Mario dijo...

Ah, ya veo. Entonces, de acuerdo a su argumento, la NASA está estudiando como tripular una aeronave con el poder de la mente...

1.- Ha visto usted demasiadas películas de ciencia ficción. Un consejo sano: no se las tome en serio. Después de todo... es Ficción! (ficcion = ficticio, de mentiras)

2.- Los aparatos y tecnología que se están estudiando por control remoto, como los que parece confundir en su anterior comentario, no se activan por medio de rayos misteriosos provenientes del lóbulo parietal, ni por una glándula desconocida por los malvados escépticos, sino por los bien estudiados y comprendidos estímulos micro eléctricos producidos por la actividad neuronal, por la posición del iris en la retina por medio de un scanner reticular, y todo eso, ha sido estudiado, comprendido, y puesto a práctica por los mismos malvados científicos que no han logrado de otro modo encontrar ni un asomo siquiera de actividad meta mental, que pueda hacer levitar objetos, adivinar el futuro, o influir en los demás. De hecho, si eso fuera posible, la mismísima NASA pondría en buen uso esos supuestos poderes mentales para influir en los individuos que la mantienen a punto de la desaparición, por tanto corte presupuestal.

Razone, después responda. No antes.

 
A la/s 4:30 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Primero que nada aunque usted no crea si existe el gasto de energia no es como lo describe simplemente es una jaqueca dolor de cabeza sueño segundo por lo que veo se encerro ahi en ese mundo material no cree en nada simplemente talvés cuando muera ya sea tarde o talves este muy viejo por lo menos debe creer en la hipnosis o no espero que cambie de opinion.

 
A la/s 2:04 p. m., Blogger Mytho dijo...

Si existe el gasto de energía. No lo dudo, ni lo niego. el sueño es una válvula de escape para la enorme cantidad de estímulos asimilados durante el día. Me consta que cuando hago ejercicio, me canso, consumo energía en el proceso, y mi cuerpo lo resiente. Pero, ¿qué tiene eso que ver con los misteriosones poderes mentales supernaturales?

Segundo. No me encierro en un mundo material. Da la casualidad de que vivo en un mundo material, compuesto de materia, y energía. Pero no la energía esotericona de llamas violetas, o de emanaciones de alguna aun desconocida glándula que emite rayos quintaescenciales que me permitirán hacer levitar objetos. Esos no existen, por mucho que le guste creer en ellos. Y si existen, ¿dónde está la prueba de que los hay? ¿Donde está el estudio, o la publicación seria que avale la existencia de tales fenómenos?

Y es que, las personas que les gusta creer, por creer en algo, solo porque le gusta el tema, sin pruebas, no se diferencían del niño que cree en papa Noel, o en el ratoncito Perez. Se sienten atacados cuando alguien opina lo contrario, y en el colmo del infantilismo, tachan de mentes cerradas precisamente a quienes no pensamos igual, y aunque se les den pruebas de que tal fenómeno es por lo menos mal interpretado, siguen encerrados en su creencia. Curioso que quienes son incapaces de aceptar que puedan estar en un error califiquen a los demás de "mentes cerradas" Verdaderamente causa risa.

Y la hipnosis, qué tiene que ver eso con los "misteriosones poderes mentales"? La hipnosis no es más que un estado de monomanía inducida. Y no se requieren de "misteriosones poderes mentales o del concurso de la llama violeta o karmas, darmas, chakras, chanclas y sucedaneos. :)

 
A la/s 10:55 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Mmmmm interesante todo, pero cada uno es libre de pensar lo que quiera, esa es nuestra única libertad, yo en lo personal creo en que la capacidad mental va más allá de los límites conocidos, los cuales han sido impuestos a nosotros, creo que ambos puntos tienen razón, pero no traten de pelear el uno contra el otro, ya que ninguno acabará dandole la razón al otro, sólo PIENSEN...Y MEDITEN

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Powered by WebRing.